Se complica la situación procesal del sujeto detenido por abuso y tentativa de homicidio

 Puerto Deseado, (C).- La situación procesal del único detenido por el brutal ataque a Gimena Urricelqui , se complicó en la últimas horas luego del aporte de dos testimonios que se suman a la causa, uno de ellos  indica que el sospechoso no retornó al trabajo, (un taller mecánico) en el horario de costumbre sino que lo hizo varias horas después argumentando que había concurrido a una visita médica.

Otro testimonio fue el brindado en sede judicial por la odontóloga que confirma la lesión que en primera instancia la víctima dijo haberle provocado al presunto agresor mientras intentaba abusarla. Se trataría de una lesión en el frenillo de la lengua que el sujeto sostuvo que se había causado con una llave algo que la profesional juzgó imposible.
En tanto en las pericias que se realizaron en el vehículo del sospechoso se descubrió sangre,  cabellos y material genético. Además, luego durante un nuevo rastrillaje ordenado por el juez Oldemar Villa en el lugar donde apareció la víctima se descubrió sangre y una piedra ensangrentada por lo que se sospecha que el agresor habría utilizado la piedra para provocarle a la joven las lesiones gravísima en el cráneo y luego creyéndola muerta habría arrastrado a la muchacha hacia un basural oculto detrás de unas matas para después regresar a la ciudad donde visitó la guardia odontológica para que le cosieran la lesión en la lengua.
El sospechoso se encuentra detenido en la comisaría local y deberá comparecer esta tarde ante el juez Villa, mientras tanto se suman mas pruebas a la causa como la aparición de una zapatilla con manchas de sangre que fue secuestrada en su domicilio y que ahora el juez ordenó peritar.
Cabe acotar que Gimena Urricelqui, fue hallada por dos trabajadores rurales con severas lesiones en la cabeza y en estado de shock a unos 6 kilómetros de Puerto Deseado y en uno de los primeros testimonios antes de perder totalmente la conciencia acusó al sujeto detenido de haber intentado abusarla y luego golpearla.
Ayer la joven de 21 años que se halla internada en un sanatorio de Comodoro Rivadavia fue operada de la cabeza, y según indicaron sus familiares se le colocó un catéter para liberar la presión craneana.
Si bien su evolución era buena, la chica permanece en terapia intensiva y por ahora el juez deberá esperar dos semana para recién poder indagarla. (Foto: Gentileza Vía Patagónica)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *