Le usurparon su casa de Comodoro mientras visitaba a su hijo que vive en Deseado

0
Se llama Tuznilda Sandoval Saez, tiene 75 años y en la zona alta del barrio Pietrobelli casi todo el mundo la conoce como “Carmen”. Sus dos hijas y el único hijo varón que vive en Deseado, nacieron y se criaron en el lugar, más precisamente en la esquina que une las calles paralelas Alem y Alvear.

Los hijos se marcharon del barrio y siguieron sus vidas, entonces Carmen quedó sola aunque solían visitarla diariamente. Diez meses atrás como la casa era grande para la septuagenaria, decidió alquilarla y ella quedó en otra casa más pequeña casi pegada a la otra.

“Se le alquiló a una mujer de apellido Márquez, quien trabaja de cajera en un supermercado, llevaba cuatro meses sin pagar el alquiler y entonces decidimos que queríamos vender la propiedad, pero la inquilina aparte de no pagar, trajo a su prima, la conocida Maira Varas que está cumpliendo un arresto domiciliario y ahí empezaron los problemas”.

Hubo un momento en que la septuagenaria mujer debió viajar, por razones de salud por un tratamiento ocular, a Puerto Deseado, Santa Cruz, donde vive su único hijo varón. Al volver se encontró con la desagradable sorpresa: una vecina les avisó que estaban sacando sus cosas afuera. Se refería a que tanto Márquez, Maira Varas y sus respectivas parejas, Andrés Carrizo y Andrés González, habían violentado la cerradura y se habían introducido a la casa.

 “Se quedaron con la heladera y otros muebles, pero sacaron todas las otras de nuestra madre a la calle, como sus ropas, documentos, fotografías familiares y algunos otros muebles y los prendieron fuego…” denunció la damnificada.

Hicieron la denuncia respectiva en la Seccional segunda y también en la fiscalía. “La dra. (Stella Maris) Prada se está encargando del asunto y va a solicitar el desalojo en algún momento, ya que utilizan nuestra casa como aguantadero y los propios vecinos están molestos, son toda gente con antecedentes que ahora andan queriendo vender la casa, por eso también queremos advertir a los posibles compradores que se abstengan de comprarla, porque esa casa es la historia de nuestras vidas” culminaron denunciando a la par que mostraban a este medio los documentos municipales que acreditan a Tuznilda Sandoval Saez dueña de la propiedad usurpada.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *